Wallspot Post - Vuelve Ús Barcelona, el festival de arte y espacio público de la ciudad

Vuelve Ús Barcelona, el festival de arte y espacio público de la ciudad

Events | 19-10-2016

El festival celebra su tercera edición el sábado 5 de noviembre en Can Ricart, siguiendo con el espíritu de recuperación de espacios en desuso a través del arte y la participación ciudadana.

Todo un día de programación abierta y gratuita que acogerá arte urbano, actuaciones artísticas participativas, talleres, workshops, conferencias, música, mercado de arte y espacios gatronómicos entre muchas otras actividades.

Artistas de diferentes disciplinas (urbanos, gráficos y escultores, entre otros) llenarán Can Ricart de arte con intervenciones gráficas y murales de grandes dimensiones.

El sábado 5 de noviembre vuelve Ús Barcelona, el  festival de arte y espacio públicoque se lleva a cabo cada año en diferentes espacios de la ciudad. Como siempre, en espacios en desuso a causa de cambios urbanísticos y que han perdido su función social.

Este año Ús Barcelona hace parada en Can Ricart para que su transformación sea un punto de partida inspirador para la recuperación de este espacio para los vecinos y vecinas del barrio.

Ús Barcelona celebra su tercera edición siguiendo con el espíritu de recuperación de espacios en desuso a través del arte y la participación ciudadana, y esta filosofía se hace más patente que nunca este año. Después de haber celebrado el festival en el antiguo solar de los Encants Vells en 2014 y en la calle Pere IV en 2015, este año interviene un espacio emblemático, histórico y polémico que está considerado uno de los grandes monumentos arquitectónicos del patrimonio industrial catalán del siglo XIX.

Y lo hace con una propuesta abierta y gratuita que acogerá arte urbano, actuaciones artísticas participativas (con artistas nacionales e internacionales), talleres para adultos y niños, workshops, conferencias, música, mercado de arte y espacios gastronómicos, entre muchas otras actividades. Artistas de muchas disciplinas (artistas urbanos, artistas gráficos, escultores, etc.) llenarán Can Ricart de arte con intervenciones gráficas y murales de grandes dimensiones.

"La tribu" como eje vertebrador de la programación de este año

Este año Ús Barcelona quiere influir en el retorno de Can Ricart y en este contexto  la edición de este año explora el concepto de tribu como 'leitmotiv' del evento. La idea de tribu nos remite automáticamente al concepto de ritual, una práctica que vincula emocionalmente a sus participantes y que tiene la finalidad de rendir homenaje a un dios, un líder o un ser mitológico a fin de hacerlo “revivir” en la consciencia colectiva de la tribu. El festival se plantea, pues, como una tribu, formada por artistas, la organización y el público asistente. Una tribu que quiere hacer resurgir Can Ricart, un espacio sin vida, mediante la realización de rituales, es decir, de distintas actividades e intervenciones artísticas que se llevarán a cabo.

Este concepto ha sido el eje vertebrador de la programación de este año, ya sea por artistas que trabajan contenidos que hacen referencia al imaginario tribal o bien porque a través de sus obras transforman el espacio que han intervenido.

En breve daremos a conocer los artistas participantes de esta edición, así como la programación completa.

Can Ricart

La historia de Can Ricart oscila entre épocas doradas marcadas por la efervescencia industrial barcelonesa y otras mucho más oscuras en las que dos incendios, las polémicas sobre el cierre del recinto y el enigma que planeó durante años sobre el futuro de Can Ricart ensombrecieron el pasado glorioso del complejo industrial. Con todo, este conjunto patrimonial de valor singular ha conseguido mantenerse en pie gracias a la voluntad de antiguos trabajadores, de la Asociación de Vecinos de Poblenou, de la plataforma Salvem Can Ricart y de multitud de adhesiones que han conseguido que Can Ricart fuese declarado como Bien Cultural de Interés Nacional por parte de la Generalitat de Catalunya.

Cerrado al público durante años, Ús Barcelona abre las puertas de Can Ricart para hacer revivir el espacio con la ciudadanía y celebrar su resurgimiento como el primer paso del proceso de recuperación del recinto. Ús Barcelona quiere acompañar esta transformación, el festival se plantea como un pistoletazo de salida inspirador para la recuperación de Can Ricart para los vecinos y vecinas de Barcelona y que, una vez finalizado el festival, se pasará el testigo a la Universidad de Barcelona, institución que restaurará y rehabilitará el complejo para establecer una de sus sedes del Parque de las Humanidades y las Ciencias Sociales.

Can Ricart es uno de los tres grandes conjuntos industriales del siglo XIX que quedan en Barcelona. Es un recinto fabril de un gran interés dentro del patrimonio industrial barcelonés y catalán, se encuentra junto al Parque Central y es el gran eje patrimonial de Pere IV. Por méritos propios y por su tamaño y posición, Can Ricart ofrece una oportunidad única de crear un nuevo estilo de hacer ciudad, como pieza clave de un área de nueva centralidad culturalmente arraigada, económicamente dinámica y socialmente creativa, de atractivo indudable para locales y visitantes.

Ús Barcelona

Ús Barcelona es un festival organizado por Rebobinart con el apoyo del ayuntamiento de Barcelona que pretende, a través del arte, ser un elemento revulsivo que reivindique una ciudad más justa y más participativa. Las anteriores ediciones de Ús barcelona tuvieron lugar en 2014 en el solar dels Encants Vells de Barcelona tras su transformación y la segunda edición en Mayo de 2015 en un tramo de la calle Pere IV,. Ambas tuvieron una gran acogida con 9.000 i 12.300 asistentes respectivamente.

El festival nace con la voluntad de rescatar el valor de uso de estos espacios. El arte es un dinamizador natural del espacio publico y tiene la capacidad de dar vida y dignidad a estos espacios vacíos. A partir del arte, la participación ciudadana, la innovación social, la creatividad y la experimentación, se crean sinergias transformadoras que aportan un valor de uso práctico pero sobre todo simbólico y emocional, recuperando la identificación de la ciudadanía con los espacios vacíos de sus barrios. El arte llena este espacio vacío dando una nueva identidad.